El miliciano como combatiente en los conflictos armados

De acuerdo con el artículo 43.2 del Protocolo Adicional I a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados Internacionales1los miembros de las Fuerzas Armadas de una Parte en conflicto (salvo aquellos que formen parte del personal sanitario y religioso a que se refiere el artículo 33 del Convenio de Ginebra relativo al trato debido a los prisioneros de guerra2) son combatientes. Ello implica que tienen derecho a participar directamente en las hostilidades.

El artículo 4.A.1. del III CG manifiesta la posibilidad de que miembros de milicias o de cuerpos de voluntarios formen parte de las Fuerzas Armadas. Para que los integrantes de la Milicia puedan ser considerados como miembros de las Fuerzas Armadas y, por lo tanto, ser combatientes, deben cumplir una serie de requisitos (art. 43.1 Protocolo I). En primer lugar, debe tratarse de una fuerza, grupo o unidad armada y organizada. En segundo lugar, dichos milicianos deben estar colocados bajo un Mando responsable de la conducta de sus subordinados, aun cuando esté representado por un gobierno o por una autoridad no reconocidos por una Parte adversa. En tercer lugar, dichos milicianos deben estar sometidos a un régimen de disciplina interna que haga cumplir, INTER ALIA, las normas de Derecho Internacional aplicables en los Conflictos Armados. Se tratan entonces de combatientes regulares.

La importancia de reconocer a los milicianos como combatientes recae en que «las partes en conflicto harán distinción en todo momento entre población civil y combatientes» (art. 48 Protocolo I). De ello se deriva que los combatientes -como dijimos- tienen derecho a participar en las hostilidades y, asimismo, constituyen un objetivo militar para la otra Parte adversaria en el conflicto, sobre los que se podrá ejercer los actos de violencia, sean ofensivos o defensivos (art. 49.1 Protocolo I). Las Partes en conflicto únicamente dirigirán sus operaciones contra objetivos militares (art. 48.1 in fine Protocolo I). No serán objeto de ataque la población civil como tal ni las personas civiles, quedando prohibidos los actos o amenazas de violencia cuya finalidad principal sea aterrorizar a la población civil (art. 51.2 Protocolo I).

Podríamos afirmar que, generalmente, a la luz del art. 50.1 Protocolo I, se considerará como población civil a aquellos no combatientes3. Dicho artículo dispone que será persona civil cualquiera que no pertenezca a una de las categorías de personas a que se refieren el artículo 4, A. 1), 2), 3), y 6), del III CG, y el artículo 43 del Protocolo I. Así pues, entre las personas que no deben considerarse población civil, encontramos: 

  • los miembros de las Fuerzas Armadas; 
  • los miembros de las otras milicias y de los otros cuerpos de voluntarios, incluidos los de movimientos de resistencia organizados; 
  • los miembros de las Fuerzas Armadas Regulares que sigan las instrucciones de un Gobierno o de una Autoridad no reconocidos por la Potencia detenedora4;
  • los organismos paramilitares o servicios armados encargados de velar por el orden público que se incorporen a las Fuerzas Armadas, siempre que se haya notificado a la otra Parte en conflicto5; y, 
  • la población de un territorio no ocupado que, al acercarse el enemigo, tome espontáneamente las armas para combatir contra las tropas invasoras, sin haber tenido tiempo para constituirse en Fuerzas Armadas Regulares, si lleva las armas a la vista y respeta las leyes y las costumbres de la guerra6.

Como vemos, a la luz del artículo 4.A.2 del III CG, es posible que un miliciano no esté integrado en las Fuerzas Armadas. Estaríamos ante combatientes no regulares. En esta línea se posiciona MELZER al afirmar que «el derecho interno no regula, en general, la calidad de miembro de una fuerza armada irregular -tales como una milicia, un cuerpo de voluntarios o un movimiento de resistencia- de una parte en conflicto»7. Sin embargo, la irregularidad o no se hace depender del hecho de formar parte de las Fuerzas Armadas Regulares. MELZER opina que «el hecho de que los miembros de fuerzas armas irregulares que no cumplen los cuatro requisitos no tengan derecho al privilegio de combatiente y al estatuto de prisionero de guerra tras la captura no significa forzosamente que todas las personas en esas condiciones deban ser excluidas de la categoría de fuerzas armadas y consideradas como personas civiles a los efectos de la conducción de las hostilidades»8. Abundando en esta interpretación, DOMÉNECH señala que los milicianos serían combatientes regulares.9. Entre los combatientes irregulares se encuentran determinados grupos10 que no gozan de la protección que brinda el III CG a los milicianos no integrados en las Fuerzas Armadas. Para obtener dicha protección, estos milicianos deben pertenecer necesariamente a una de las Partes en conflicto y que podrán actuar dentro o fuera del propio territorio, aunque dicho territorio esté ocupado. En ese caso, para que estos milicianos puedan ser considerados como prisioneros de guerra, en tanto que combatientes, deberán cumplir con una serie de requisitos:

  1. Estar mandados por una persona que responda de sus subordinados;
  2. Tener un signo distintivo fijo y reconocible a distancia;
  3. Llevar las armas a la vista;
  4. Dirigir sus operaciones de conformidad con las leyes y costumbres de la guerra.
Anótese la diferencia entre la población que, espontáneamente, toma las armas para defender su territorio, aún no ocupado, de las tropas invasoras y los milicianos del art. 4.A.2 III CG. A pesar de que ambos deben llevar las armas a la vista y deben actuar de conformidad con las leyes y costumbres de la guerra; los milicianos están mandados por una persona responsable y poseen un signo distintivo visible y reconocible a distancia. Ello se debe a que los Milicia posee una preparación y organización previa, mientras que la población, a la que hace referencia el art. 4.A.6 III CG, toma las armas espontáneamente. Ambas categorías de personas, si caen en poder del enemigo, serán prisioneros de guerra. Aunque los primeros sí serán milicianos, pero los segundos no.
Respecto de la población civil que es susceptible de ser prisionera de guerra, encontramos, por ejemplo, los corresponsales de guerra, proveedores, miembros de unidades de trabajo o de servicios encargados del bienestar de los militares -con los requisitos que establece el art. 4.A.4 III CG, las tripulaciones, incluidos los patrones, los pilotos y los grumetes de la Marina Mercante, y las tripulaciones de la Aviación Civil, entre otros.
  1. En adelante Protocolo I. Consultable en http://www2.ohchr.org/spanish/law/protocolo1.htm  []
  2. En adelante III CG. Consultable en: http://www2.ohchr.org/spanish/law/convenio_ginebra.htm  []
  3. ACOSTA ESTÉVEZ afirma categóricamente que «las personas civiles son aquellas que no participan en las hostilidades». Vid. ACOSTA ESTÉVEZ, José B., El derecho internacional ante el fenómeno bélico. La prevención y atenuación de las consecuencias de los conflictos armados, Anuario Mexicano de Derecho Internacional, ISSN-e 1870-4654, Nº. 3, 2003, págs. 12-65. Consultable en: http://biblio.juridicas.unam.mx/estrev/derint/cont/3/art/art1.htm Cfr. DOMÉNECH OMEDAS, José Luís, Estatuto y trato de los combatientes en caso de captura, en VALLADARES, Gabriel Pablo (compilador), «Derecho internacional humanitario y temas de áreas vinculadas», Colección Lecciones y Ensayos, Nº 78, Ed. Lexis Nexis Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2003, págs. 133 a 164. Consultable en http://www.cicr.org/spa/assets/files/other/05_domenech.pdf  []
  4. DOMÉNECH toma como ejemplo al Ejército regular francés que tras la rendición de la metrópoli continuó la guerra bajo la dependencia del Gobierno en el exilio. Vid. DOMÉNECH OMEDAS, José Luís, Estatuto y trato de los combatientes en caso de captura, «Derecho internacional humanitario y temas de áreas vinculadas…, op. cit. []
  5. En España, sería el supuesto de la Guardia Civil que, de acuerdo con el art. 7.3 de la LO 2/1986, de 13 de marzo, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, «sólo tendrá consideración de fuerza armada en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que se le encomienden, de acuerdo con el ordenamiento jurídico», añadiendo el art. 9.b de la citada Ley Orgánica que «[l]a Guardia Civil, que es un Instituto Armado de naturaleza militar, dependiente del Ministro del Interior, en el desempeño de las funciones que esta Ley le atribuye, y del Ministro de Defensa en el cumplimiento de las misiones de carácter militar que éste o el Gobierno le encomienden. En tiempo de guerra y durante el estado de sitio, dependerá exclusivamente del Ministro de Defensa». Cfr. OR7-004 del Mando de Adiestramiento y Doctrina (2007), pág. I-15 []
  6. Este tipo de acción se conoce como «levantamiento en masa» o «lévée en masse». Es interesante la consulta de la Base de Datos Customary IHL con referencia a la Práctica sobre el concepto de levantamiento en masa a la hora de poder considerarlo como prisionero de guerra. Consultable en http://www.icrc.org/customary-ihl/eng/docs/v2_cha_chapter33_rule106_sectionb []
  7. MELZER, Nils, Guía para interpretar la noción de participación directa en las hostilidades según el Derecho Internacional Humanitario, Ed. CIRC, 2010, pág. 25. Consultable en http://www.icrc.org/spa/assets/files/other/icrc_003_0990.pdf  []
  8. MELZER, Nils, Guía para interpretar la noción de participación directa…, op. cit., pág. 22. []
  9. Cfr. DOMÉNECH OMEDAS, José Luís, Estatuto y trato de los combatientes en caso de captura, «Derecho internacional humanitario y temas de áreas vinculadas…, op. cit. []
  10. DÖRMANN, Knut, La situación jurídica de los «combatientes ilegales / no privilegiados», Revista Internacional de la Cruz Roja, consultable en: http://www.icrc.org/spa/resources/documents/misc/5tedfg.htm []

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra

ACEPTAR
Aviso de cookies